Conciertos Sinfónicos 17/18 · Arreglos Liszt Sinfonías Beethoven @ Teatro de la Maestranza, Seville [de 28 de enero a 29 de abril]

Conciertos Sinfónicos 17/18 · Arreglos Liszt Sinfonías Beethoven


176
28
ene
 
- 29
abr.
12:00 - 14:00

 La página del evento
Teatro de la Maestranza
Paseo de Cristóbal Colón, 22, 41001 Sevilla
Este ciclo se extenderá desde noviembre 2017 hasta abril 2018 y tendrá lugar los siguientes días:

— 5 noviembre 2017
— 28 enero 2018
— 25 febrero 2018
— 11 marzo 2018
— 29 abril 2018

ARREGLOS DE LISZT DE LAS SINFONÍAS DE LUDWIG VAN BEETHOVEN · En coproducción con el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM)

Noviembre 2017 a abril 2018
12,00 horas
SALA MANUEL GARCÍA

— BEETHOVEN, SEGÚN LISZT

La pasión de Franz Liszt por Beethoven –organizó festivales dedicados exclusivamente a su música; promovió la construcción de monumentos o defendió su obra para piano más compleja ante el gran público- alcanza su cima en las brillantes transcripciones que, para piano solo, realizó de sus 9 sinfonías. Un empeño que, desde luego, justifica el calificativo de “Liszt, el propagandista” –es decir, el de los románticos apostolados en aquello, como la nueva música de Beethoven, en que creía- que le atribuyó el crítico Adolfo Salazar.

En un trabajo dilatado a lo largo de casi 30 años –desde 1837 hasta 1864- que concluyó llevando el arte de la transcripción a cotas nunca alcanzadas, Franz Liszt (Raiding, 1811 – Bayreuth, 1886) se autoimpuso la tarea de llevar el revolucionario sinfonismo de Beethoven hasta los salones privados a través de transcripciones para piano, un género –glosas, paráfrasis, transcripciones, fantasías…- que ocupa una parte importante de su catálogo aunque, en general, en obras breves que no alcanzan la dimensión de éstas.

Esta obsesión por la variación y la paráfrasis, propia del hombre culto y romántico comprometido con las nuevas ideas que fue Liszt, se proyecta especialmente sobre la obra de Beethoven, al que veneró desde que, en 1823, con 11 años y arrastrado por su maestro Czerny y por su fama de extraordinario virtuoso, es presentado ante el genio de Bonn, quien le obsequia con un beso. O eso sostiene la leyenda. Otros compositores que gozaron de la generosidad “propagandística” de Liszt fueron Berlioz, Schumann y Schubert. Incluso él mismo, pues Liszt “arregló” sus propias obras frecuentemente.

Liszt lleva las sinfonías de Beethoven al teclado como otra expresión de su pasión pianística en un trabajo que mezcla lo amanuense con la creatividad pura y que, por supuesto, es ajeno al complejo –tan actual- de no constituir obras originales, justo el hecho que explica por qué luego esas obras fueron excluidas del repertorio. Sin embargo, a mediados del siglo XIX, los arreglos –en su sentido más amplio- constituían una base esencial de los programas de conciertos y suponían, para Liszt, no solo una forma notable de incrementar sus ingresos, sino también de ampliar su repertorio, explica su biógrafo Wolfgang Dömling.

Sin embargo, esto vale en cuanto al “intérprete Liszt”, porque el mérito como arreglista del “compositor Liszt” es doble: en su época, los compositores “serios” desdeñaban ya los arreglos como una forma “menor”, impropia. No así Liszt, para quien “estas malas reproducciones, esta difusión del arte hacia abajo, no carece con todo de un lado bueno, ya que ayuda a la formación del inculto, cuyo entendimiento no puede elevarse a regiones más altas del arte. En este sentido, no solo toleramos el arte barato, sino que procurarnos servirnos de él, mejorándolo en lo posible”.

Del valor difusor de esos arreglos puede dar cuenta un solo dato: en España, la primera sinfonía completa de Beethoven no se escucha hasta… ¡1866! Es decir: en buena parte de Europa, la revolución sinfónica de Beethoven, como de cualquier otro compositor de su época, solo pudo ser apreciado en las versiones domésticas para piano.

En el prefacio a la publicación del ciclo en 1865, Liszt sostiene que, con su inmenso desarrollo del potencial armónico, “el piano busca apropiarse cada vez más de las creaciones orquestales” pues puede “con pocas excepciones” reproducir las combinaciones y figuraciones “de las partituras más eruditas”. Pero, frente a otras paráfrasis y glosas, con las nueve sinfonías de Beethoven, Liszt se somete al modo en el que el piano puede reproducir las texturas orquestales, mantiene el equilibrio sonoro, clarifica la distinción de las partes y evita complejidades superfluas encontrando correspondencias entre el teclado y las masas sinfónicas.

El resultado es una colección de fieles transcripciones a los originales que, rápidamente, dejaron atrás las realizadas anteriormente por Friedrich Kalkbrenner. Solo las Novena Sinfonía, que en 1851 ya había reducido para dos pianos, se le resistió –el coro final, sobremanera- especialmente.

En coproducción con el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) del Ministerio de Cultura, el Teatro de la Maestranza presenta este sensacional, e inusual, ciclo temático abordado por cinco de los mejores pianistas españoles del momento.
Discusión
image
Sólo los usuarios registrados pueden comentar.
Pasar a través de un rápido registro y autorización.

El evento más esperado en Sevilla :

Elrow Sevilla - Feria de Abril
Auditorio Rocío Jurado
Ruta por la Historia Negra de Sevilla
Sevilla, Andalucia, España
Vetusta Morla en Sevilla
Conciertos en Sevilla
Interestelar Sevilla 2018
Interestelar Sevilla
Zurich Maratón de Sevilla 2018
Estadio Olímpico de La Cartuja
XXXIV Zurich Maratón de Sevilla
Seville, Spain
Ruta por la Sevilla Americana
Sevilla, Andalucia, España
Luciano - Occo Club Experience
Ocean / Occo Sevilla
Interestelar 2018 / 18 y 19 mayo
Conciertos en Sevilla
Electronic Lunch: Ale Acosta + Juan Rios live!
Centro Andaluz de Arte Contemporáneo